Acupuntura

Son muchas las patologías tratables con estas técnicas. El terapeuta puede aplicar masajes, calor, ventosas, moxibustión… La medicina china tiene un amplio campo de acción. Con la acupuntura se tratan enfermedades como artrosis, lumbalgias, migrañas, insomnio, vértigos, ansiedad, alergias, estrés, enfermedades ginecológicas, impotencia, enfermedades del aparato digestivo, etc.

 
  • Acupuntura

    La acupuntura restaura la energía, el equilibrio y regula las funciones del organismo actuando sobre la circulación, el sistema nervioso y las sustancias que el cuerpo genera.

  • Auriculoterapia

    La auriculoterapia es el método para tratar el cuerpo humano mediante el pabellón auricular.

  • Moxibustión

    La moxibustión recupera el Yang, calienta los meridianos, mejora la circulación, elimina los estancamientos, el frío y la humedad, desintoxica, fortalece la salud…

    Muchas patologías pueden tratarse con moxibustión pero las más indicadas son las crónicas.

  • Fitoterapia china

    Se fundamenta en el uso de plantas medicinales para el tratamiento de determinadas alteraciones fisiológicas.

    Estas plantas medicinales se utilizan con las mismas premisas que en la medicina china, se debe tener en cuenta la naturaleza, el sabor y el meridiano en el que actúa.

  • Ventosas

    Se trata de uno de los métodos terapéuticos empleados en medicina china con la finalidad de provocar determinados estímulos cutáneos y tisulares mediante la producción del vacío.

    La terapia con ventosa tiene aplicaciones muy amplias; en general, tanto las enfermedades de la medicina interna como las del sistema nervioso o locomotor, entre otras. Provocan efectos revulsivos (inflamación externa para quitar un problema interno), relajantes musculares y analgésicos. Eliminan factores patógenos externos, activan la circulación, estimulan el metabolismo, regulan el sistema nervioso, aumentan las defensas, mejoran los tendones...

  • Tuina

    El Tuina o masaje terapéutico chino es la aplicación de técnicas manipulativas para regular la energía que fluye y circula por los meridianos. Está muy indicada en casos en los que la energía no fluye correctamente, manifestándose en forma de contracturas, dolores musculares,...

    Aunque no sólo trata problemas de tipo traumatológico (lesiones musculares, esguinces, etc.) sino también problemas de medicina interna como desarreglos ginecológicos, problemas gastrointestinales, cefaleas y otros.